SEEG muestra que las emisiones crecieron un 10% en Brasil en 2019

Lanzado el 6 de noviembre, SEEG revela que el país liberó 2,175 millones de toneladas de CO2 al aire el año pasado, impulsado por la alta deforestación en la Amazonía

06 de Nov de 2020

Crédito: Reprodução/Portal ODS

En 2019, Brasil liberó 2.170 millones de toneladas brutas de dióxido de carbono equivalente (tCO2e) a la atmósfera.

 

La información, revelada el 6 de noviembre con el lanzamiento de la octava edición del SEEG (Sistema de Estimación de Emisiones de Gases de Efecto Invernadero), muestra un crecimiento del 9,6% en las emisiones de gases de efecto invernadero de Brasil, en comparación con el año anterior (1,98 mil millones de toneladas brutas).

 

Los datos sugieren que el país no debería cumplir con la meta de la PNMC (Política Nacional de Cambio Climático) en 2020. “Estamos en una situación peligrosa. Desde 2010, el año de la regulación de las políticas, el país ha aumentado la cantidad de gases de efecto invernadero que vierte al aire en un 28% cada año, en lugar de reducirla ”, dijo Tasso Azevedo, coordinador de SEEG. “Al ritmo actual y con las indicaciones que tenemos, el país no puede cumplir la meta de 2020 y se está alejando de la meta de 2025”.

 

El crecimiento de las emisiones en el último año fue impulsado por la deforestación en la Amazonía, que se disparó el año pasado. La cantidad de gases de efecto invernadero en el sector de cambio de uso de la tierra aumentó un 23% en 2019, alcanzando 968 millones de tCO2e, contra 788 millones en 2018. La deforestación representó el 44% de las emisiones totales del país el año pasado.

 

“El aumento significativo de las emisiones brasileñas fue capitaneado por las altas tasas de devastación en la Amazonía y el desprecio por la política ambiental”, dijo Ane Alencar, directora de Ciencias del Ipam (Instituto de Investigaciones Ambientales de la Amazonía). “El aumento de las emisiones no solo afecta nuestros compromisos internacionales, sino que también amenaza la reputación de nuestra agroindustria”.

 

En segundo lugar se encuentra la agricultura, con 598,7 millones de toneladas de CO2e en 2019. Sumando las emisiones del uso del suelo y la agricultura, el SEEG concluye que la actividad rural, ya sea directa o indirectamente, a través de la deforestación, que está destinada casi en su totalidad a la agricultura, representó el 72% de las emisiones de Brasil el año pasado.

 

“Los resultados muestran la creciente contribución de la agricultura a las emisiones nacionales. Este escenario debe revertirse y, para ello, los sistemas de producción deben adoptar buenas prácticas de gestión y cuidado del suelo, donde se concentra la mayor parte de las reservas de carbono ”, dice Renata Potenza, coordinadora de Clima y Cadenas Agrícolas de Imaflora

 

El sector energético representó el 19% de las emisiones totales de Brasil. “En la generación eléctrica también hubo un aumento de la demanda, lo que provocó un incremento en la generación por termoeléctricas fósiles, pero la generación hidroeléctrica, eólica y solar aumentó aún más significativamente”, dijo Felipe Barcellos, analista de proyectos de Iema (Instituto de Energía y Medio Ambiente). “Esto terminó por frenar el aumento de emisiones del sector, que podría haber sido mayor”.

 

Las emisiones de la industria cayeron un 2%, de 101 millones de tCO2e en 2018 a 99 millones en 2019, y el año pasado representaron el 5% de las emisiones de Brasil.

 

Finalmente, el sector de residuos también creció levemente, un 1,3%, pasando de 94,8 millones de toneladas de CO2 equivalente en 2018 a 96,1 millones en 2019. “Históricamente, el sector ha mostrado un crecimiento significativo. Sin embargo, en los últimos años es posible ver una cierta estabilidad de emisiones. Esto indica un escenario para mantener la situación actual, sin mayores avances en la gestión de residuos y en el cumplimiento de las metas climáticas sectoriales”, dijo Iris Coluna, asesora de proyectos de ICLEI América del Sur.

 

Accede al informe completo de la octava edición de SEEG aquí.

 

Próximos eventos

Como parte del lanzamiento de SEEG 8.0, se realizarán webinars paralelos para profundizar en algunos temas. El 11/11, de 10:30 a.m. a 12:00 p.m., el debate girará en torno a “Agricultura, cambios de uso de la tierra y bosques”. El 17/11, a la misma hora, el tema que se tratará será “Tratamiento y manejo de residuos sólidos”. Finalmente, el 19/11, también a la misma hora, el debate abordará “Energía, transporte y procesos industriales”.

 

Estén atentos a las redes sociales del Observatorio del Clima e ICLEI América del Sur para más información.

 

Sobre el Observatorio del Clima y el SEEG

Creado en 2002, el Observatorio del Clima es una red formada por 56 organizaciones no gubernamentales, incluida ICLEI América del Sur, y movimientos sociales. Actúa para el avance del diálogo, las políticas públicas y los procesos de toma de decisiones sobre cambio climático en el país y a nivel mundial.

 

El Sistema de Estimación de Emisiones de Gases de Efecto Invernadero (SEEG) fue la primera iniciativa nacional en producir estimaciones anuales para toda la economía. Lanzado en 2012, se encuentra ahora en su octava edición, es una de las bases de datos nacionales sobre emisiones de gases de efecto invernadero más grandes del mundo, que comprende las emisiones brasileñas de cinco sectores (Agricultura, Energía, Cambio de Uso de la Tierra, Procesos Industriales y Residuos). 

 

Las estimaciones se generan de acuerdo con los lineamientos del IPCC (Panel Intergubernamental de Cambio Climático), con base en los Inventarios Brasileños de Emisiones Antropogénicas y Remoción de Gases de Efecto Invernadero, del MCTIC (Ministerio de Ciencia, Tecnología, Innovaciones y Comunicaciones).

Tags:


Vuelve
Compartir