IV Conferencia debate avances e impactos logrados por el Proyecto Áreas Protegidas Locales

El 10 de septiembre, ICLEI América del Sur organizó una sesión en la IV Conferencia Regional de Áreas Protegidas Locales en que se presentaron los impactos ya alcanzados por el proyecto.

21 de Sep de 2020

Foto Reprodução: Piva Alessandher

La IV Conferencia Regional sobre Áreas Protegidas Locales, evento anual que se realiza en cada uno de los países participantes del proyecto (Brasil, Colombia, Ecuador y Perú) y ese año se realizó de manera virtual, en forma de três sesiones organizadas por los socios implementadores: Deutsche Gesellschaft für Internationale Zusammenarbeit (GIZ), ICLEI – Gobiernos Locales por la Sustentabilidad, y la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), para orientar el progreso, los resultados y el aprendizaje del proyecto de Áreas Protegidas Locales y Otras Medidas de Conservación basados en el Área a Nivel de Gobiernos Locales.

 

La segunda sesión, el 10 de septiembre, fue organizada por ICLEI América del Sur y buscó destacar la cooperación entre los gobiernos locales y la difusión de habilidades y conocimientos para el fortalecimiento y sustentabilidad de la gestión. La sesión destacó historias de éxito y visiones de futuro para fortalecer a los gobiernos locales en la conservación de la biodiversidad a través de Áreas Protegidas Locales y otras medidas de conservación efectivas y posibilitó intercambios y debates sobre la incorporación de la biodiversidad y la sustentabilidad en las ciudades.

 

Para Rodrigo Perpétuo, secretario ejecutivo de ICLEI América del Sur, esto es solo el comienzo de una serie de políticas públicas y metodologías que deben implementarse para que los proyectos orientados a la conservación de áreas protegidas locales sean cada vez más efectivos. “El legado de esta iniciativa significa continuar con el avance de la subred temática de áreas protegidas locales, lanzada por ICLEI, que comienza en América del Sur, pero debe llegar al mundo entero”, comentó Perpétuo.

 

Sophia Picarelli, gerente de Biodiversidad y Cambio Climático de ICLEI América del Sur, destacó la importancia de los beneficios que las áreas protegidas pueden ofrecer a los territorios locales. “Es necesario desmitificar que las Unidades de Conservación son un impasse y más bien enfatizar que contribuyen a la generación de ofertas laborales, al desarrollo del potencial económico del territorio, a la sostenibilidad y la gestión de proyectos, además de aportar una visión empreendedores para los territorios locales”, resaltó.

 

Primer Ciclo de Cooperación entre Gobiernos Locales

São Leopoldo (RS) – Parque Natural Municipal Imperatriz Leopoldina

Joel García Dias, director de Planificación y Gestión Ambiental de la Secretaría Municipal de Medio Ambiente de São Leopoldo, en Brasil, destacó el éxito de la recuperación socioambiental del Parque Imperatriz Leopoldina. Además de las lecciones que brindó el proyecto, João destacó que la comunidad local tiene gran relevancia en relación con estos temas.

 

Uno de los puntos más importantes fue la percepción de que la cooperación entre gobiernos locales puede y debe ocurrir. “Nos dimos cuenta de la importancia y la capacidad de crear soluciones que puedan desarrollar tecnologías de gestión compartidas con otros municipios”, comentó. 

 

Arturo Dias, titular de la División de Unidades de Conservación y Parques de la Secretaría Municipal de Medio Ambiente de João Pessoa, cree que el escenario pandémico global del nuevo coronavirus ha generado grandes reflejos y habilitado nuevos modelos para compartir información, evitando el problema de la distancia entre gobiernos. “Fue muy importante compartir experiencias con otros gobiernos locales. Ahora será posible aplicar los conocimientos absorbidos en el ciclo y ayudar a impulsar proyectos, además de ampliar los medios de trabajo en las áreas protegidas locales y luchar cada vez más por ellas”.

 

Programa de Aceleración de Unidades de Conservación 

São Paulo (SP) – APA Capivari-Monos 

Anitta Martins, directora de la División de Gestión de Unidades de Conservación del Departamento de Verde y Medio Ambiente de São Paulo, habló sobre la madurez de la gestión de la información para el proyecto y la aceleración económica que las actividades pueden traer al territorio. “De ahora en adelante, tendremos una mirada económica para acelerar las actividades a escala local.” 

 

Importancia del diálogo 

Wilson Lechón, director de Gestión Ambiental del Consorcio de Gobiernos Autónomos Provinciales del Ecuador (CONGOPE), también participó del evento, así como Liliana Miranda, directora ejecutiva del Foro Ciudades Peruanas por la Vida, en Perú; Bernardo Egas, secretario municipal de Medio Ambiente de Río de Janeiro y coordinador nacional del Foro CB27; y Sandra Castro Torres, directora de Gestión Técnica y Fortalecimiento Institucional de la Federación de Municipios, Colombia. Todos compartieron sus experiencias con el tema y destacaron la relevancia del proyecto para que el tema esté siempre en la agenda, en todos los niveles de gobierno, así como la importancia del diálogo y la implementación de políticas públicas que busquen siempre valorizar la biodiversidad local.

 

Finalmente, Rodrigo Perpétuo señaló que, en el futuro , el proceso de toma de decisiones basado en la ciencia y el conocimiento empírico guiará a la sociedad para construir ciudades cada vez mejores, sostenibles y resilientes. “Que podamos, cada vez más, promover ciudades que vivan en armonía con su naturaleza y biodiversidad”, concluyó Perpétuo. 

 

Vea el evento completo aquí. 

 

Sobre el proyecto

“Áreas Protegidas Locales y Otras Medidas de Conservación basadas en Área a Nivel de Gobiernos Locales” tiene como objetivo contribuir y mejorar las condiciones de los gobiernos locales para conservar la biodiversidad mediante la gestión eficaz y equitativa de las áreas protegidas y otras medidas de conservación. Ocurre con el apoyo de Deutsche Gesellschaft für Internationale Zusammenarbeit (GIZ) en una alianza entre ICLEI América del Sur, la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) y los Ministerios de Medio Ambiente de los cuatro países sudamericanos involucrados: Brasil, Colombia, Ecuador y Perú. Como parte integral del paisaje, las áreas protegidas y otras medidas de conservación gestionadas por los gobiernos locales contribuyen a la conectividad ecológica y protegen la biodiversidad.